Seguidores

Buscar este blog

martes, 6 de septiembre de 2016

...el librito: Cosmonautas y recuerdos...

Hace dos noches, buscando algo para leer en mi pequeña biblioteca, encontré un librito, de 1971, en el que se presenta la historia de los primeros vuelos al espacio de la entonces Unión Soviética.
Es increíble la cantidad de recuerdos y pensamientos que puede generar el aparente simple hecho de encontrar un libro antiguo. En este caso, el librito causó profundos cambios en la vida de mi papá y en la mía propia.
En junio de 1970, vi en la calle a un compañero de estudios, me acerqué a saludarle y escuché una voz femenina, emitida por un pequeño radio portátil que tenía en su mano. Con emoción, la voz decía que, después de 18 días en el espacio, la “Soyuz 9”, tripulada por los cosmonautas Andrián Nikoláev y Vitali Sevastiánov, había regresado a tierra, terminando exitosamente el vuelo espacial más largo realizado por humanos, hasta el momento... La emoción me embargó de inmediato, pues, desde muy niño fui atraído por el aire y el espacio, lo que me llevó a ser piloto de aeronaves y, hasta hoy, a pesar de mi edad, postulante a viajero espacial...
Mientras nos saludábamos, escuché que la locutora se identificaba como Irina Novikova, locutora de Radio Moscú para América Latina. Mi amigo me dijo que ella me podía enviar revistas en español, fotos o cualquier otro elemento vinculado a los temas de mi interés...tomé nota de sus datos... Hacía poco, el 31 de mayo, había ocurrido el terremoto de Ancash, que se sintió en Lima y otras ciudades del Perú y la Unión Soviética fue el primer país que envió gran cantidad de  aviones con ayuda... al cumplirse un año del terremoto, me acordé de Irina y decidí escribirle, agradeciendo la ayuda de su país y pidiéndole información sobre la actividad espacial soviética...

Dos o tres meses después, mi papá, que trabajaba en Seguridad del Estado, desde hacía más de 25 años, me entregó un sobre, abierto, con sellos de esa entidad, en el que venía un librito que se inicia con “Este breve libro trata sobre los hombres que abrieron el camino del Cosmos...” y, además, un telegrama de mi compañero, también lleno de sellos, que decía: “Envíame datos Proyecto Cuajone para Irina Moscú”...
El “inteligente” jefe de mi papá había llegado a la conclusión que esos dos elementos eran motivos suficientes para determinar que el receptor era un subversivo y espía comunista y que, el hecho de tener el mismo nombre y apellido que él podría significar que había un parentesco, por lo que le encargó la investigación del caso. Mi papá le dijo que se trataba de su hijo, que según lo que veía, el libro era sobre temas científicos, que su hijo era piloto por lo que le interesaban esas noticias, que Cuajone era un proyecto entre Perú y la Unión Soviética, con mucha información pública...pero que él iba a investigar...me entregó el libro y el telegrama, me pidió que los rompa y que me olvide de Irina y de mi compañero, porque yo ya era, para su jefe, un Subversivo, un espía, un enemigo de la sociedad Occidental y Cristiana, etc., etc....
Allí no quedó la cosa, poco tiempo después, lo sacaron de Seguridad del Estado y lo mandaron a drogas...lo que lo deprimió y empujó a solicitar su pase al retiro...
Hasta aquí los recuerdos, nada agradables, por cierto, sobre la forma en que recibí el librito, que, por supuesto, no rompí, lo que sí hice con el telegrama...


 Yendo a su contenido, si bien la cantidad de fotos y datos sobre la historia espacial soviética era abundante y atractiva, al releer el libro, después de tantos años,  de inmediato me puse a comparar lo que leía con el Perú y el hígado comenzó a hincharse y patalear...
Cuando se refiere a los primeros vuelos espaciales, el libro menciona a Serguéi Koroliov, nacido el 30 de diciembre de 1906, “en la pequeña ciudad ucraniana de Zhitomir”. 11 años antes de esta fecha, en 1895, ya Pedro Paulet Mostajo, peruano, había creado la “Girándula Motriz”, primer motor turbo impulsor de la Historia. Sara Madueño Paulet de Vásquez, sobrina nieta de Pedro Paulet, en el artículo “Pedro Paulet, pionero peruano del espacio, dice: “En su libro, Historia mundial de la astronáutica, Von Braun, indicó “Pedro Paulet, en esos años (1900) estando en París, experimentó con su pequeño motor de 2 y medio kilos de peso y logró un centenar de kilogramos de fuerza. Por este hecho, Paulet debe ser considerado como el pionero del motor a propulsión de combustible líquido”. Es más, en su “Historia de la cohetería y de los viajes espaciales”, Von Braun reconoce que, “con su esfuerzo, Paulet ayudó a que el hombre abordara la Luna”.
El científico ruso Boris Scherchevsky, en su libro “El cohete para transporte y vuelo” (escrito en 1958) reconoce: “El advenimiento de la era espacial se hizo realidad con el desarrollo del motor a propulsión y de la nave espacial diseñada y construida  por el peruano Pedro Paulet entre 1899 y 1903.””
Los gobiernos del Perú, de ese entonces, consideraron que Pedro Paulet más les servía como diplomático o Director de la Escuela de Artes y Oficios que como investigador y nunca contestaron a sus solicitudes de apoyo.
La forma de pensar de los gobiernos y empresarios, incluyendo a los dueños de Universidades y, en general, de la mayoría de habitantes del Perú, sigue exactamente igual...desde 1999 estoy tratando de hacer ver la importancia que tendría para el país la carrera de Ciencias Aeroespaciales, en todos sus niveles (técnico, pre-grado, maestría, doctorado, etc.), ese año, incluso presenté un documento al respecto a los propietarios de la Universidad en la que yo trabajaba como docente...ni me contestaron y, seis años después, crearon la “nueva Facultad“ de Derecho...
Cada vez que hablo de que en el Perú, ya en la década de 1930, Elmer Faucett fabricaba aviones de transporte (Stinson Faucett), que en esa misma década se comenzó, en convenio con Italia, a fabricar aeronaves Caproni, que, actualmente, el SEMAN, en convenio con KAI, la empresa aeroindustrial de Corea del Sur está fabricando las aeronaves KT-1P, de inmediato me dicen: -Ensamblando, no fabricando, porque los motores...yo les interrumpo, para decir: - Sí, pues, si lo ves así, todas las fábricas de aeronaves en el mundo, en realidad las ensamblan, pues los motores son fabricados sólo por 5 ó 6 empresas, que los configuran a pedido de los diseñadores de las aeronaves...nosotros mismos tratamos de limitarnos o “reconocer” que somos pequeños e incapaces...
Volviendo al libro, cuando nació Koroliov, Ucrania, Rusia y los países de la zona eran sociedades mucho más atrasadas que la peruana, con profundos problemas que los llevaron a la gran revolución de 1917, año en el que se encontraban, además, participando en la primera guerra mundial. En esas condiciones, que se daban también en Alemania, derrotada en la guerra, con profundos conflictos sociales, políticos y económicos, quienes asumieron los gobiernos, la mayoría de manera dictatorial, fueron conscientes de la importancia de la Ciencia para lograr el desarrollo, cosa que no se dio ni se da en nuestro país.
Este mes, septiembre de 2016, desde una base francesa, en una isla francesa, se va a poner en órbita un satélite hecho en Francia, comprado por el gobierno de Perú y los medios de comunicación dicen: “Primer satélite peruano al espacio”... ¿qué tiene de peruano ese satélite?, lo único, que nos costó a todos...y se ignora que tres universidades, hasta donde me alcanza la memoria, han colocado ya, en órbita de la tierra, satélites desarrollados por peruanos:
El 21 de noviembre de 2013, desde una base de lanzamiento en Rusia, se lanzaron al espacio dos satélites desarrollados por docentes y estudiantes de la Pontificia Universidad Católica; el 9 de enero de 2014, la NASA colocó en órbita el satélite UAPSAT 1 creado y construido por docentes y alumnos de la Universidad Alas Peruanas y el 18 de agosto de 2014, el satélite Chasqui 1, diseñado y fabricado por estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de Ingeniería fue colocado en órbita por un cosmonauta ruso, durante una caminata espacial cerca de la estación espacial Internacional; se puede ver un video de este lanzamiento en Youtube.

Los gobiernos llegan ofreciendo lo mismo, mejores condiciones de vida, crecimiento económico, pero, lo que ninguno ofrece y, en eso son sinceros, es DESARROLLO, simplemente porque no le conviene a quienes los ponen en el gobierno...por mi parte, insisto en decir que ya no tenemos posibilidades de competir globalmente en industrias o actividades del pasado, es más, si no todas, la gran mayoría de industrias que nacieron o que habían en el Perú, ahora se encuentran en otros países o en manos de extranjeros.
El camino del Desarrollo pasa por tomar la decisión de orientar el Perú hacia la industria aeroespacial, para la que contamos con las mejores condiciones naturales, existen profesionales y técnicos peruanos trabajando en el extranjero que se pueden contratar, hay quienes, teniendo formación en el tema se tienen que dedicar a otras cosas; las empresas y Centros Académicos más importantes del mundo se animarían a venir, si se dan las condiciones legales apropiadas...a eso debería dedicarse el Parlamento...
Hay un grupo de peruanos trabajando con este objetivo, leí hace unos meses que la alcaldía de Ica, me parece, les había donado un terreno para una zona franca para estas industrias...pero, no ha vuelto a publicarse nada al respecto...
Hasta aquí, por ahora, mi desfogue hepático sobre este importante tema; incluyo algunas fotos del libro para que, si aún vive el policía que me consideró subversivo por tenerlo, recuerde las “pruebas” de mi delito...

Yuri Gagarin y Serguéi Koroliov