Seguidores

Buscar este blog

miércoles, 4 de octubre de 2017

El hermano de Julio

Ese fin de semana se desarrollaba un curso, en el Centro de Adiestramiento Scout, en la carretera Central, antes de Chosica. Las actividades del domingo se desarrollaban con normalidad. Poco después del almuerzo, una pareja ingresó a la carrera y la señora, desesperada, nos dijo que su hijito de diez años de edad se había perdido por el río y no lo podían encontrar.
De inmediato nos organizamos para la búsqueda y salimos en distintas direcciones; yo me dirigí a la zona del río, avanzando hacia el Este; la vegetación era tupida y había que avanzar muy lentamente para poder revisar bien...lo más peligroso en esa zona era el resbalarse en las piedras y caerse al río...era muerte segura...
Le llamaba, avanzaba, trataba de oír cualquier ruido extraño...nada...seguí avanzando, llamando...de pronto, me pareció escuchar ruidos cerca del río, entre la vegetación...eran sollozos...le llamé y me contestó...¡Lo encontré!...le ayudé a salir de donde había quedado atrapado y regresamos al Centro. Allí estaban sus padres, los que, al verlo, dieron rienda suelta a su nerviosismo y a su amor de padres...
Me agradecieron mucho y, al presentarse y escuchar su apellido, Osambela, les comenté que, en el colegio, el Hipólito Unanue, había  tenido un compañero, Julio César Osambela...me dijeron que era su hijo, que estaba en México siguiendo un curso porque había ingresado a trabajar en Burroughs, una fábrica de computadoras...
Cientos de personas en la zona, como 30 en el curso y fui justo yo, compañero de su hermano, quien tuvo que encontrar al niño...un ejemplo más de que las coincidencias no existen... el Señor nos pone las oportunidades y depende de nosotros aceptarlas o ignorarlas. Supongo que Julio se alegró al enterarse que un compañero había encontrado a su hermanito...
Con el paso de los años, trabajé hasta en tres sitios que eran clientes y, en uno, que estaba a punto de ser cliente de Burroughs...pero yo siempre fui pro IBM e intervine para cambiar de marca y decidir por IBM...recuerdo que cada vez que Julio me encontraba en un sitio, me decía: - Demórate un poco en botarnos... 

El 2015 nos encontramos, al celebrar 50 años de haber terminado Secundaria...cómo pasa el tiempo...

No hay comentarios: