Seguidores

Buscar este blog

viernes, 7 de diciembre de 2018

Alan pide asilo



Leo en Internet: "Actualmente, conforme lo señala S. Martínez Lage, “las misiones diplomáticas deben considerarse jurídicamente situadas en el territorio del Estado donde se encuentran, con independencia de que en virtud del estatuto diplomático, las leyes del Estado receptor no se aplican, o se les apliquen con un carácter especial”.
Si bien, esto parece haber cambiado el concepto de extra territorialidad, indica que en la sede diplomática no se aplican las leyes del Estado receptor, o se aplican con un carácter especial.
En el caso de Alan García existe una decisión judicial de impedimento de salida del país, por lo que, si como dice líneas arriba, no se aplicara la legislación peruana en la sede diplomática, se trataría de extra territorialidad, lo que significaría que se ha violado una orden judicial de impedimento de salida del país, tal cual lo hizo el ex juez Hinostroza y, si se aplicara de manera especial las leyes del Perú, pues una orden judicial, Uruguay debería aceptarla para no convertirse en cómplice del probable delincuente.
Por otro lado, la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, firmada por los países integrantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), en su artículo 3 indica que
“No es lícito conceder asilo a personas que al tiempo de solicitarlo se encuentren inculpadas o procesadas en forma ante tribunales ordinarios competentes y por delitos comunes, o estén condenadas por tales delitos y por dichos tribunales, sin haber cumplido las penas respectivas (...)

Las personas comprendidas en el inciso anterior que de hecho penetraren en un lugar adecuado para servir de asilo deberán ser invitadas a retirarse o, según el caso, entregadas al gobierno local, que no podrá Juzgarlas por delitos políticos anteriores al momento de la entrega”
Existiendo una orden judicial, es claro que se trata de un proceso, por lo que la determinación del juez debe ser considerada como parte de este.
Las razones de la solicitud y la aceptación judicial del impedimento de salida del país para Alan García no tienen nada de político, pues, se trata de delitos comunes, por lo que, otorgar el asilo, convertiría al Uruguay en un cómplice más en el "Caso Odebrecht" que involucra a "políticos" y "empresarios" de muchos países...

No hay comentarios: