Seguidores

Buscar este blog

lunes, 15 de abril de 2019

Satipo, mi rincón aeronáutico


Más de una vez sentí que mi mundo, ese que construí con sueños, ideales, vocaciones, y vivencias me iba envolviendo permanentemente, al margen del tiempo, de la distancia, de las circunstancias…pero, nunca como siento ahora, en Satipo, un lugar al que nunca antes había venido…al que llegué por uno o dos meses y en el que ya cumplí dos años de permanencia…
Lo primero que vi, al llegar, fue este aviso (el de la derecha):




Recordé que desde Mazamari, el 20 de enero de 1971, partió la aeronave C-46, al mando del capitán FAP José Ugarte Benvenuto, teniendo como copiloto al Alferez FAP Ramú Andrés Montoya Urquizo y como pasajeros a miembros del Batallón antisubversivo “Los Sinchis”, de la entonces Guardia Civil, familiares de los mismos y pobladores de la zona.
El avión se accidentó en un cerro a 60 Kms al Noroeste de Tarma y todos perecieron. Ramú fue mi primer compañero de la promoción “Alferez FAP Alejandro Velasco Astete” en morir. El capitán Ugarte fue mi instructor en T-41.
Desde ese día, cada vez que me siento solo, miro hacia Mazamari…y converso con Ramú…
Un año después, el padre Edel, párroco de Satipo, me invitó a visitar una casa de retiro en la ciudad, en la zona que ocupó el aeropuerto de la ciudad. Me comentó que había un avión desarmado…




Se trataba, nada menos, que de una T-41…me dio pena ver el estado en que se encontraba…pero sentí que era un rincón muy cercano a mí, pues las primeras T-41 llegaron en vuelo desde los Estados Unidos, si mal no recuerdo, en el mes de junio de 1966, cuando era Aspirante a Cadete y mi sección, la “B” fue la primera que voló en esa aeronave…la sección “A” lo había hecho en el PT-17 Stearman…
A partir de ese momento, me sentí aun más acompañado por mi mundo aeronáutico y trato de reactivar el aeroclub de Satipo…hasta hoy sin resultado positivo…Ya se me estaban bajando las pilas, cuando hace pocas semanas, como parte de las celebraciones por el 54 aniversario de la creación política de Satipo, se colocó una aeronave, obsequiada por la FAP, frente al ovalo de ingreso a la ciudad y vino del Comandante General para la entrega oficia…¿de qué aeronave se trataba?...pues de una T-41A:




Su ubicación exacta es al inicio de la carretera entre Satipo y Mazamari…

Hay vecinos que se quejan de la presencia de la aeronave en el óvalo de ingreso a Satipo y no entienden la razón de este “homenaje”… si recordaran o supieran la cantidad de aviadores que han entregado su vida descubriendo nuevas formas de unión entre los habitantes del Perú, especialmente, los de la selva, estoy seguro que, no sólo aceptarían a la aeronave, sino que se sentirían orgullosos, como me siento yo, de que, de esta forma, se agradezca a tantos héroes por su dedicación y entrega y se dé la bienvenida a los visitantes de nuestra ciudad…

Ahora con más dedicación y energías, seguiré tratando de relanzar el aeroclub y promover actividades aeroespaciales, especialmente entre los niños y jóvenes de Satipo…

viernes, 29 de marzo de 2019

CUESTIÓN DE VOCABULARIO


Algo pasó hoy, que me hizo recordar cuando, en 1970, Amparo (mi primer amor, hoy en el cielo) me presentó a su tía Amparo, que había venido de visita desde Estados Unidos...
La tía nos miró y dijo: - Ustedes son bien parecidos...sus hijos van a ser bien parecidos, también...
Yo miré a Amparo y pensé: ¿Bien parecidos? ¿En qué nos parecemos? en nada...la tía se está olvidando del castellano...
Cuando le comenté esto a mi mamá, se rió, en realidad se carcajeó y me dijo: les ha querido decir que son simpáticos..."bien parecido" quiere decir "simpático"...yo también te veo bien parecido, hijito...
Gran madre, mi madre...



lunes, 28 de enero de 2019

Toma mi mano






Acabo de ver la película “Toma mi mano” (Take the lead), en la que Antonio Banderas interpreta al profesor Pierre Dulaine…es una historia verdadera, te la recomiendo… 


 Lo que me hizo sentir esta película es que perdí muchos años de mi vida por creer lo que un par de cretinos dijeron respecto de mi vocación y condiciones para ser piloto de aeronaves, lo que me alejó de la Fuerza Aérea y me hizo buscar por diferentes sitios mi futuro…aprendí mucho, no lo niego ni me arrepiento, creo que obtuve una formación integral, conocí países, personas excelentes, obtuve buenos empleos, gané dinero, ascendí en puestos hasta llegar a Gerente General…


Y fue entonces, cuando me di cuenta que algo faltaba en mí, que extrañaba a mis compañeros de la Fuerza Aérea y que quería poder mirarlos sin amargura, pues siempre me sentí parte de la Promoción “Alejandro Velasco Astete”… Los Zorros…





Y me puse nuevamente el overol de vuelo, aprobé los exámenes médicos en el Hospital de la FAP, seguí los cursos en tierra y obtuve el segundo puesto de mi promoción, comencé a volar…y ¡pude hacerlo! Hasta obtener mi Licencia de piloto…nunca me interesó trabajar en una aerolínea…simplemente disfruté cada instante de cada vuelo…de preferencia cundo volé sólo, muy cerca de Dios…invadía su casa...






Ahora participo en el almuerzo mensual de mi promoción de la FAP, viajo 12 horas de ida y 12 de vuelta para estar 3 o 4 horas con mis queridos compañeros…
Esta es la moraleja o lo que te quiero decir: Si realmente sientes que quieres algo, que sirves para algo, que quieres hacer algo…no creas lo que uno, dos o más “sabelotodo” te digan…esfuérzate, estudia, lucha…hasta que puedas mirarte de frente en un espejo y abrazar a quienes comparten tu sueño desde siempre…

viernes, 25 de enero de 2019


CUÑADO MANUEL:

Regresaste a la casa del Padre el 18 de enero de 2019, aniversario de la fundación de Lima, siguiendo lo que parece ya una costumbre familiar, pues mi mami lo hizo el 1º. de noviembre, Fiesta de Todos los Santos y mi hermanita Orietta, el 28 de Julio, día Nacional del Perú…espero irme en un día como estos, inolvidable, no sólo para quienes me quieran…
Desde que te conocí, cuando yo tenía más o menos 10 años, te convertiste en apoyo y motivador de mi vocación aeronáutica…amabas la Aviación…lamento no haber tenido la oportunidad de “paquetearte” en un vuelo…

Dibujabas y hacías aeronaves en maqueta,






asistías a cuanto festival había en Las Palmas,









en tu casa hiciste un Rincón Aeronáutico,





fuiste amigo de muchos aviadores, a quienes organizaste varios años para asistir al cumpleaños del famoso Tejadita, especialmente cuando cumplió 100 años…







Compartimos la Nochebuena 2018…



Creo que tienes los méritos más que suficientes para decirte, cuñado, que, como un piloto, no has muerto, sólo has volado más alto y te has reunido con mi hermanita…

Hasta muy pronto, querido Manuelito…