Seguidores

Buscar este blog

lunes, 28 de enero de 2019

Toma mi mano






Acabo de ver la película “Toma mi mano” (Take the lead), en la que Antonio Banderas interpreta al profesor Pierre Dulaine…es una historia verdadera, te la recomiendo… 


 Lo que me hizo sentir esta película es que perdí muchos años de mi vida por creer lo que un par de cretinos dijeron respecto de mi vocación y condiciones para ser piloto de aeronaves, lo que me alejó de la Fuerza Aérea y me hizo buscar por diferentes sitios mi futuro…aprendí mucho, no lo niego ni me arrepiento, creo que obtuve una formación integral, conocí países, personas excelentes, obtuve buenos empleos, gané dinero, ascendí en puestos hasta llegar a Gerente General…


Y fue entonces, cuando me di cuenta que algo faltaba en mí, que extrañaba a mis compañeros de la Fuerza Aérea y que quería poder mirarlos sin amargura, pues siempre me sentí parte de la Promoción “Alejandro Velasco Astete”… Los Zorros…





Y me puse nuevamente el overol de vuelo, aprobé los exámenes médicos en el Hospital de la FAP, seguí los cursos en tierra y obtuve el segundo puesto de mi promoción, comencé a volar…y ¡pude hacerlo! Hasta obtener mi Licencia de piloto…nunca me interesó trabajar en una aerolínea…simplemente disfruté cada instante de cada vuelo…de preferencia cundo volé sólo, muy cerca de Dios…invadía su casa...






Ahora participo en el almuerzo mensual de mi promoción de la FAP, viajo 12 horas de ida y 12 de vuelta para estar 3 o 4 horas con mis queridos compañeros…
Esta es la moraleja o lo que te quiero decir: Si realmente sientes que quieres algo, que sirves para algo, que quieres hacer algo…no creas lo que uno, dos o más “sabelotodo” te digan…esfuérzate, estudia, lucha…hasta que puedas mirarte de frente en un espejo y abrazar a quienes comparten tu sueño desde siempre…

viernes, 25 de enero de 2019


CUÑADO MANUEL:

Regresaste a la casa del Padre el 18 de enero de 2019, aniversario de la fundación de Lima, siguiendo lo que parece ya una costumbre familiar, pues mi mami lo hizo el 1º. de noviembre, Fiesta de Todos los Santos y mi hermanita Orietta, el 28 de Julio, día Nacional del Perú…espero irme en un día como estos, inolvidable, no sólo para quienes me quieran…
Desde que te conocí, cuando yo tenía más o menos 10 años, te convertiste en apoyo y motivador de mi vocación aeronáutica…amabas la Aviación…lamento no haber tenido la oportunidad de “paquetearte” en un vuelo…

Dibujabas y hacías aeronaves en maqueta,






asistías a cuanto festival había en Las Palmas,









en tu casa hiciste un Rincón Aeronáutico,





fuiste amigo de muchos aviadores, a quienes organizaste varios años para asistir al cumpleaños del famoso Tejadita, especialmente cuando cumplió 100 años…







Compartimos la Nochebuena 2018…



Creo que tienes los méritos más que suficientes para decirte, cuñado, que, como un piloto, no has muerto, sólo has volado más alto y te has reunido con mi hermanita…

Hasta muy pronto, querido Manuelito…